La atención plena como habilidad maestra: Parte II, Claridad sensorial